Autótrofo

0 notes

En silencio, aquellas cuerdas que vibraban con fuerza, plenas, se han quedado dormidas, en la memoria de todo aquello que musitaban.
El recuerdo sigue, en carne viva.

En silencio, aquellas cuerdas que vibraban con fuerza, plenas, se han quedado dormidas, en la memoria de todo aquello que musitaban.

El recuerdo sigue, en carne viva.

0 notes

… de pronto me vi envuelto en años, ¿pero que es el tiempo como tal? que otra cosa sino el murmullo del desgaste. Puedo aseverar que en un abrazo están contenidos mil años, no hay como demostrarlo, pero lo sientes. 
Dejaste en mis pupilas parte de tu asombro, en mis oídos las voces que te acompañan, frente a mis pies los senderos aun sin recorrer y en mi pecho esta escrito: Tus besos rompen mis glaciares.

… de pronto me vi envuelto en años, ¿pero que es el tiempo como tal? que otra cosa sino el murmullo del desgaste. Puedo aseverar que en un abrazo están contenidos mil años, no hay como demostrarlo, pero lo sientes. 

Dejaste en mis pupilas parte de tu asombro, en mis oídos las voces que te acompañan, frente a mis pies los senderos aun sin recorrer y en mi pecho esta escrito: Tus besos rompen mis glaciares.

0 notes

Corazones como luciérnagas.

Respiro, inhalo y exhalo,

convivo, sonrío y me sonrojo.

Hablo, callo y observo,

pienso, difiero y expongo.

Cuantas decisiones, que sobremanera me afectan,

tan simples, tan vagas;

el tiempo transcurre y me pierdo

en las palabras que mi mente escupe mientras divaga.

Pleno me entiendo, completo me encuentro.

Soy feliz.

Y por el momento no muero…

0 notes

Entregaste el color del otoño y las lagrimas que a la luna bañaron. Esperando por ti estas, incinerado en un cálido abrazo.

Incertidumbre que ahoga los vestigios del deseo prófugo, y el ruiseñor jamas canto al amanecer; rincones en blanco sacudidos por la nada, melodías que sufren jamas haber sido palpitadas.

Pero anda y susurra a su oido que hambrientos corazones le esperan, ilumina sus azules riveras para que navegue en ellas, balanceate y deslizate en las curvas doradas de su larga experiencia.

Tráelo de vuelta, que el bosque fallece de pena por no oírle, las olas incesantes de sus segundos, caprichosas son y no han de detenerse.

Lo que ha de ser sera, pero no es indulgente quien mira pasar el tiempo creyendo avanzar. Obséquiale la primavera que le fue robada y los pies para caminar. 

0 notes

Anoche, tras unos pasos y un suspiro,
me encontre con las voces sordas de las estrellas,
les conté mis fantasías y sensaciones.
Una suave brisa derribo los muros que a mi corazón aprisionaban,
comencé a escucharle por un trémulo bamboleo y se convirtió
en un frenesí de olas que con pasión se entregaban a las rocas.

En el juego de las sombras y en la vibración
que dulcemente nos susurra una nota, tropecé.
No caí, me elevé, infatuado te tome, mas no te hice mio.
Encuentro la belleza no en el degenerar, sino en el compartir.
Y así destilando sentimientos, caminamos con diferente andar,
pero con nuestro sendero que si bien no es el mismo,
vigentes uno en el otro, que es lo que nos torna semejantes.

Quiero encontrarte en mis presentes.
Quiero verte cuando el cielo observo.
Quiero respirarte cuando distraído este.
Quiero mucho, pero nada a la vez.
Quiero mudarme a donde las estrellas están.

0 notes

Palmo a palmo recorro los vestigios de lo que fue, percibo los sueños incrustados en las aceras, de esos que no se realizaron.

Vivimos en un frigorífico, una marcha de danzantes cadáveres, resignación a vivir para trabajar y trabajar para vivir. Olvidamos nuestros anhelos en la mesa de la rutina, ahí juntito a la sal. El destino es la excusa…

De cualquier manera heme aquí haciendo planes, resguardado a la sombra de la esperanza y recordando que Siempre acabamos llegando a donde nos esperan. - palabras que me susurra el buen Saramago.

0 notes

Emilio a gritos nos cuenta las historias de sus vidas. En cada una de ellas no sabe, ni consciente esta de las otras, ni de la belleza o los enclenques problemas que sufre.

Nosotros con atención le escuchamos y observamos sus idealizaciones. Hablamos de el, lo convertimos en nuestra galleta a la hora del café; sin embargo no es el lo que yo degusto. Yo pienso, saboreo y proclamo esa imagen necia que rasca y se adhiere a mi mente.

Esa imagen que el vaho descubrió una noche de café, eres tu.

0 notes

Homo faber es una locución latina que significa “el hombre que hace o fabrica”. Se usa principalmente en contraposición a Homo sapiens, la denominación biológica de la especie humana, locución también latina que significa “el hombre que sabe”.

El escritor latino Appius Claudius Caecus (340 a. C.-273 a. C.) la usó en su obra Sententiæ para referirse a la capacidad de los seres humanos de controlar su destino y su entorno: Homo faber suae quisque fortunae (cada persona es el artífice de su propio destino).

En su trabajo más conocido, El Capital (1867), Karl Marx la utiliza en relación con la frase de Benjamin Franklin “el hombre es el animal que hace herramientas”.

El filósofo francés Henri Bergson la empleó en su obra La evolución creadora (1907), donde definió la inteligencia como “la capacidad de crear objetos artificiales, en particular herramientas para hacer herramientas, y de modificarlos de modo ilimitado”.

Fue usado por la teórica de la política Hannah Arendt (1958) para enfatizar la capacidad humana de controlar su entorno con el uso de herramientas. También en el mismo sentido, por el escritorMax Frisch en su novela Homo faber (1957).

0 notes

La época de la nostalgia, estamos aprendiendo a observar con tristeza latente nuestro pasado, añorando que vuelva; sin dar cara al presente que olvidado esta, mucho menos hay que hablar de un futuro prometedor.

¿Donde están los 90´s, los vídeo juegos 8bits, las prendas, los autores, las imágenes, nuestras palabras?
Aclaman los ojos vidriosos que revolotean y resuellan, tergiversando nuestros idílicos tiempos.
Insisto, ¿donde esta el presente?, en esta algarabía donde todos nos manifestamos erigiendo odas y elogios a la locura; pensando que esta ensalza nuestra personalidad. 

1 note

¿Donde queda el alma cuando el cuerpo encarcelado esta?

¿Bajo que sombra nos esperan las pasiones?

0 notes

Nuestra teoría de propiedad, respeto y privacidad esta basada en limitantes.

Nuestra teoría de propiedad, respeto y privacidad esta basada en limitantes.

0 notes

No somos educados, somos adiestrados, la educación consiste en tener el conocimiento de lo existente, sin dejar de tomar en cuenta las posibilidades infinitas que se tienen para mejorar.

El adiestramiento es cuadriculado, rígido e incuestionable.

Quien tiene el valor de cuestionar costumbres legadas por generaciones, trasciende en la creación de pensares conscientes.